Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si no aceptas las mismas, no podrás continuar navegando. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Acepto

+ INFO

Universo Iberiza

La tecnología y el Día internacional de la felicidad

La tecnología y el Día Internacional de la Felicidad

 

Este 20 de Marzo se ha decidido dedicarlo a la Felicidad, y la tecnología cada vez juega un papel más relevante a la hora de hacernos felices: según recientes estudios en la Universidad de Chicago, capitaneados por Wilhem Hoffman, la tecnología digital sí que nos da la felicidad: cuanto más conectados nos encontramos con nuestros seres queridos (ya sea vía Redes Sociales, compartiendo nuestras fotos o recuerdos en la Nube o simplemente una llamada en tiempo real a través de una aplicación…), mayor es la recompensa afectiva que recibimos; según el estudio, es la misma sensación de alegría que puede disfrutarse de una comida con nuestros amigos, o cuando compartimos un momento romántico con nuestra pareja: gracias a estas conexiones facilitadas por las nuevas tecnologías aumentamos nuestras conexiones emocionales positivas.

 

Las nuevas tecnologías nos ayudan a sortear el problema que produce la falta de tiempo y el poder relacionarse de forma física con amigos o familiares que viven lejos de nosotros:  

Ahora podemos estar conectados de forma constante con nuestros seres queridos, así como poder compartir con ellos aquellas cosas que nos hacen felices. Un estudio del año 2008 descubrió que en las redes, la felicidad es contagiosa; pero no sólo recibimos felicidad mediante las redes sociales, el mismo estudio demuestra que el “subidón” producido por las compras en internet es en ciertos casos mayor que el recibido a la hora de comprar en físico: la expectación de recibirlo de un momento a otro y la capacidad de comprar en cualquier momento conectan no sólo con nuestros impulsos, en el momento en el que pasamos a disfrutar del producto comprado, la expectación logra que nuestros niveles de felicidad aumentan drásticamente.

Gracias a la Nube, además podemos volver a visitar continuamente esos recuerdos que siempre logran sacarnos la sonrisa: cumpleaños, nacimientos, reuniones con amigos… Esos recuerdos que antes podían perderse ahora siempre estarán a nuestra disposición para ser revisitados en cualquier momento.

 

Por lo tanto, podemos decir sin miedo a equivocarnos, que las nuevas tecnologías, usadas de buena fe y con la intención de facilitarnos la vida, sí que pueden llegar a darnos la felicidad, o al menos, contribuir a hacernos un poco más felices permitiendo el acceso a los buenos recuerdos y facilitando la comunicación y el contacto con nuestros seres queridos.