Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si no aceptas las mismas, no podrás continuar navegando. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Acepto

+ INFO

Universo Iberiza

El Nuevo Año Chino y sus implicaciones en el resto del mundo

El Nuevo Año Chino y sus implicaciones en el resto del mundo

En países como China, Singapur o Taiwán se celebra el Año Nuevo o Chunjie, una festividad que inicia su celebración en en la última luna llena antes de la llegada del equinoccio de la primavera oriental. Este ritual celebrado por el grupo étnico HAN (un 20% de la población mundial) Se basa en en el calendario Lunisolar y se representa con la tradición de fuegos artificiales más antigua de la historia.

Además de la alegría de estas fiestas, la festividad del Nuevo Año o "Festival de Primavera" supone un importante acontecimiento en todo el mundo occidental. Los mercados bursátiles de Asia se "apagan": la bolsa de Indonesia, Malasia, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, Singapur, China Continental, Vietnam y Taiwán cierran durante uno o varios días. Según un estudio publicado en el Quarterly Review of Economics and Finance por investigadores de la Escuela de Negocios de la Universidad Griffith (Australia), en todas estas bolsas el año nuevo Chino ha tenido el mismo efecto durante los últimos 13 años: los retornos sobre las acciones en los días anteriores a que inicie el festivo son "anormalmente más altas que en los otros días".

No solo tiene implicaciones en el mundo económico, las consecuencias de una semana de fiestas para el país apodado "la fábrica del mundo" es un duro golpe para todas las compañías extranjeras que dependen completa o parcialmente de los proveedores chinos.

En unas declaraciones de David Noah, presidente de Shipping Solutions, recomendaba: "Haga los trámites necesarios antes de febrero para que su compañía tenga las existencias necesarias mientras que sus proveedores asiáticos están en fiestas. Recuerde, no podrá hacer pedidos durante el festivo, así que tenga todo planeado para que sus inventarios cubran la demanda de todo el mes de febrero e incluso marzo".

Según informaciones de los propios medios de comunicación chinos, la calidad de la producción, y la cantidad, se ve afectada de forma negativa durante los 40 días siguientes desde el comienzo de la festividad. En unos casos los empleados retrasan el comienzo de su incorporación tras el periodo de vacaciones; otros simplemente se dan cuenta de que su trabajo y sacrificio no cumplen con sus expectativas y se despiden. Además, muchas empresas se ven obligadas a aumentar los salarios tras el nuevo año para atraer nuevos empleados: con lo que las consecuencias internacionales suelen ser inmediatas. 

Además del cese temporal de empresas y fábricas, los puertos y aduanas también detienen su actividad durante estos días y las jornadas siguientes operan con servicios mínimos.

El sector IT, en especial todas las empresas que nos dedicamos a los proyectos de infraestructura y hardware somos conscientes de esta realidad. Fabricantes como Intel, Samsung, Dell, Lenovo o HP entre otros, tienen parte de su producción asentada en Asia. Cada año, por estas fechas los precios suelen dispararse; los tiempos de producción se alargan hasta 60 días y existe un ambiente de desgaste emocional y crispación entre clientes finales, proveedores e intermediarios.

A veces las empresas nos enfrentamos a este tipo de situaciones, por eso estos días en Iberiza estamos poniendo todo de nuestra parte, trabajando más fuertemente, para que el servicio que ofrecemos a nuestros clientes no se vea afectado por este tipo de circunstancias.

Año nuevo Chino