Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si no aceptas las mismas, no podrás continuar navegando. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Acepto

+ INFO

Universo Iberiza

La 10ª generación ya es un hecho. Nuevos procesadores de Intel para portátiles profesionales.

¡La 10ª generación ya es un hecho! 

Intel ha presentado su nueva generación de procesadores de décima generación: los Intel Xeon W, con enfoque en la creación de contenido digital; y los Intel Core X-series para entornos profesionales.

 

Procesadores Intel Xeon W

  • La familia de procesadores Intel Xeon W no son completamente nuevos pero su última generación ofrece una evolución y update mejorada. Estos nuevos procesadores Intel Xeon W están diseñados específicamente para creadores de contenido, artistas digitales y demandas de uso intensivo para profesionales como arquitectura y renderizado 3D, desarrollo de inteligencia artificial o desarrollo de videojuegos.

    La familia Intel Xeon W consta de 8 modelos, todos ellos con 1TB de memoria RAM. Desde Iberiza hacemos mención especial a su opción más potente: el procesador Intel Xeon W-2295, con 18 nucleos AVX 512 y 36 hilos de ejecución; que incluye las tecnologías Turbo Boost Max 3.0 y Deep Learning Boost. Esta última tecnología pensada para los trabajos más exigentes e innovadores y con un gran potencial para el trabajo de creación y desarrollo de inteligencia artificial.

    De mayor a menor potencia y alcance, estos son los 8 modelos disponibles:  

    • Intel Xeon W-2295
    • Intel Xeon W-2275
    • Intel Xeon W-2265
    • Intel Xeon W-2255
    • Intel Xeon W-2245
    • Intel Xeon W-2235
    • Intel Xeon W-2225
    • Intel Xeon W-2223

Procesadores Intel Core X-Series

Por otro lado, para el segmento de ordenadores portátiles y 2 en 1 profesionales, Intel incorpora la nueva familia de procesadores Intel Core- X enfocados a los clientes profesionales más exigentes como desarrolladores, ingenieros o profesionales de la edición de video y la fotografía.

Intel ha cumplido los pronósticos incluyendo en todos los chips la microarquitectura Ice Lake, anunciada hace unos meses, con núcleos Sunny Cove.

Estos procesadores suponen una grandísima mejora en comparación con la generación anterior ya que cuentan con una velocidad 2,2 veces superior. Su potencia también ha sido aumentada con hasta un 7% y lo mejor, Intel ha logrado una increíble reducción de precio.

Otra gran novedad es la integración con Thunderbolt 3 y WiFi 6. Parece que la idea de Intel de actualizar y mantener su liderazgo se materializa por fin en ofrecer un mejor rendimiento y potencia sin aumentar sus precios.

La nomenclatura de los chips Intel Core

Para hacer más comprensibles al usuario estos nuevos procesadores os dejamos una explicación gráfica de la nomenclatura de todos sus chips.

INTEL-X

Por un lado, mantendrán la ya conocida marca i3, i5 e i7 seguido por el número 10 (refiriéndose a la 10ª generación).

El tercer dígito nos indica la capacidad de rendimiento y el cuarto se refiere al consumo. Este cuarto número podrá ser 0, 5 u 8 siendo el primero equivalente a 9 vatios; el 5 a 15 vatios y el 8 a 28 vatios.

Además, la décima generación de chips incluye al final de cada descripción la letra G y un número que servirá para conocer la tarjeta gráfica integrada. El G7 es el más potente con 64 execution units, G4 con 48 y G1 con 32.

Gráficas Integradas Iris Plus

Casi todos los chips de décima generación equiparán una iGPU Gen 11 Iris Plus, que llegan a duplicar el rendimiento con respecto a la generación anterior, que soportan HDMI 2.0b, Adaptive Sync, HDR y DisplayPort 1.4.

Destacamos la tarjeta Iris Plus Graphics G7 por ser la versión más completa de las que se han conocido de estas iGPU Gen11. Cuenta con 64 unidades de ejecución y alcanza una potencia total de 1 TFLOP, manteniendo el consumo a pesar del aumento de potencia. Otros cambios destacados son el soporte de «tile rendering» («renderizado en mosaico»), una solución que NVIDIA popularizó con sus tarjetas gráficas basadas en Pascal; un profundo rediseño a nivel de FPUs (unidades de coma flotante); la capacidad de trabajar en FP16 (media precisión); doblando el píxel clock (dos píxeles por ciclo de reloj) y elevando la resolución máxima soportada a 8K.

En conclusión, una gran noticia para buena parte de los usuarios finales de ordenadores portátiles profesionales. Gracias a esta nueva generación de procesadores Intel Core X series, muchos de los nuevos equipos comercializados no necesitarán montar una tarjeta gráfica dedicada, lo que significa un ahorro en consumo y precio para las empresas.